Un funeral de muerte

“Mi padre era un hombre extraordinario”

funeral 1

Un funeral de muerte es una buena película para reírse como un inglés. Seis años tiene esta película pero no ha perdido ni un ápice de su fuerza. La historia es sencilla. Ha muerto el padre de familia y sus hijos, parientes y (des)conocidos se reúnen en una casa para el funeral. Lo fantástico de esta película es que ya desde los primeros minutos estamos pendientes de que se celebre el funeral. Frank Oz consigue tenernos enganchados desde el primer momento.

Las comedias más disparatadas funcionan como un caramelo. Nos lo enseñan y nos lo ponen en la punta de la lengua pero nunca nos lo dan. Si con una historia se logra crear este efecto, se habrá logrado el objetivo. Aquí se logra. Da igual quien esté muerto; importa más lo que ocurre a su alrededor. ¿Por qué verla? Porque ningún personaje está fuera de lugar. Cada cual más surrealista. Unos egoístas, otros colocados, otros sinverüenzas, otros desesperados. Y otros tan solo querían tener un velatorio tranquilo. Frank Oz, sin embargo, no pierde las formas como en algún momento lo hizo Tracy Letts en Agosto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s