Las vidas de Joaquin Phoenix

the master

The master (P. T. Anderson) El descarrilado Freddy buscará la ayuda del enigmático Lancaster Dodd

Joaquin Phoenix es bien conocido por su trabajo en Gladiator como el despótico Cómodo. Fue este casi seguro su primer gran papel. Al menos, desde entonces, todos asociamos su nombre con papeles de hombres desquiciados, asesinos, hombres perdidos y ser perturbado. En Gladiator dio muestras de dominio para aguantar el primer plano. Su mirada penetrante sirvió para mostrar a la vez el miedo y el infinito poder que tenía un César en la Antigua Roma.

Pocos años después en Señales se metería en la piel de una antigua estrella del beisbol venida a menos que descubre señales en su campo de trigo. Con El bosque repetiría con Shyamalan. Esta vez es un esquivo ciudadano más de un pueblo alejado de la mano de Dios del que no se puede salir. Su voz quebrada en la noche es la protagonista de su personaje.

Nadie mejor que Phoenix podría haber encarnado la figura musical de Jonny Cash en En la cuerda floja. Un hombre perdido, aferrado a la música, al alcohol y la droga. Era necesario para hacer creíble el papel un hombre que supiese transmitir calma, desorientación y ataques de ira contenida: una actuación muy física, sin remordimientos.

Las crisis de identidad continuarían en su carrera como actor con Two lovers o Un cruce en el destino. Sin embargo, logró su mejor interpretación en The master. Paul Thomas Anderson construyó el personaje perfecto para Phoenix. Un exmarine de la II Guerra Mundial sufre secuelas psicológicas que le acompañan el resto de su vida junto al alcohol y el desampresivo vicio por las mujeres. La rudeza, violencia y embriaguez de Freddy son los ingredientes perfectos para que Lancaster Dodd, fundador de La Causa, se fije en él. “Soy el único que te quiero” le dice cuando Freddy sufre uno de los habituales ataques de violencia. En The Master, Joaquin Phonix se enfrentó en cuerpo y alma al papel. Aparece ya desde la primera escena transfigurado: encorbado, los ojos rojos por el alcohol, media cara paralizada y un andar torpe igual que su errática vida.

Ahora nos queda esperar su última película, Her. Esta vez con el director Spike Jonze. Dará vida a un escritor solitario que gracias a un sofisticado sistema operativo consigue establecer un romance con la voz de Scarlett Johansson.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s