Airdoll

– Escucha, ¿podrías hacerme un favor? ¿Podrías volver a ser la muñeca hinchable de siempre?
– ¿La muñeca de siempre?
– Sí, la normal, la verdadera muñeca. ¿Podrías?
– ¿Habrías preferido que no hubiera encontrado un corazón?
– Sí
– Que tengas corazón es una molestia. Todo lo que me rodea es una molestia, por eso te escogí a ti
– Soy una molestia…
– Eso no es lo que quise decir. No eres una molestia. Los humanos somos una molestia.

Airdoll, conversaciones sobre la soledad en Japón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s