Sabor a alta cocina

deliciosa martha

Sandra Nettelbeck en Deliciosa Martha tomó una decisión muy acertada para dar un tono diferenciador a su película. Argumentos como la de una mujer tiene que hacerse cargo de su sobrina hasta que encuentre a su padre desaparecido tienden a encontrarse en dramas de grandes conflictos internos. Sin embargo, Nettelbeck hizo hincapié en la caracterización polarizada de sus personajes para convertir la película en una comedia. Martha (Martina Gedeck) es maniática y con problemas para tener relaciones personales y Mario (Sergio Castellito) es italiano en contraste con el carácter alemán.

A este esquema no responde la sobrina que actúa dramáticamente como personificación del carácter cerrado de Martha. De hecho todos los cambios de Martha se dan a raiz de su sobrina: se enamora de Mario cuando su esta simpatiza con él y viaja a Italia una vez que su sobrina está allí.

Este contraste es un elemento dramático suficientemente realista para no considerarsele un recurso fácil de cara a que la historia funcione. Sin embargo, la puesta en práctica de esta idea no me satisfizo del todo: la manera en que Martha se enamora de Mario y cómo decide marcharse a vivir a italia son dos decisiones que no responden a cómo es Martha. En ambos casos las escenas se resuelven en secuencias musicales para que en la película funcione y responda a la comedia que es, pero que si se atiende a la caracterización de los personajes no resulta más que una decisión fácil: el carácter tan marcado de Martha no puede cambiar tan subitamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s