¿Por qué las películas a oscuras?

television_en_blanco_y_negro-17129

Cuando se construyeron las primeras salas de cine eran descomunales, de miles de asientos y con pantallas más grandes de las que existen ahora. Así fue hasta los cincuenta más o menos, hace unos sesenta años, cuando se hacía ese puto cine muy coñazo y en blanco y negro. Todo tipo de gente se acomodaba en los palacios del cine ostentosamente decorados con alfombras y lámparas de araña. Pasados unos minutos de barullo, de un barullo que apelotonaba a gente muy diferente, se iban apagando las luces. Unos instantes de oscuridad que dan paso a una luz brillante en la pantalla. Para llegar a lo más profundo de la atención del alma humana hay que crear una intimidad y una complicidad que se consiguen solo con esa distancia a la que estamos sentados, con un sonido que no esté pegado a tus orejas, que por ello te envuelva, y una imagen que sea una ventana que te sobrepase en tamaño.

El cine no es una experiencia colectiva aunque sea acto social. Es una historia contada al oído, a una distancia sonora y visual que desaparece en la oscuridad de la sala. Nuevamente vuelven a encenderse las lámparas de araña, sonríes y miras a tu amigo. Has convido una experiencia a solas. Y esto no se pude negar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s