En una imagen: Historia de una monja

En una imagen: Historia de una monja

Hay películas que bien podrían resumirse en un solo plano. Es el caso de Historia de una monja. Se trata del plano final, así que si no has visto la película puede no interesarte leer más.

A Fred Zinnemann le bastó una puerta abierta automaticamente, una calle de adoquines nublada y un final borroso para desbordar el drama que era para la exmonja interpretada maginíficamente por Audrey Hepburn salir del convento. La escena deja abierta la puerta a todo tipo de  interpretaciones morales: desde la aptitud correcta o no de las monjas o la decisión final de la Hermana Luke. ¿Se trata del final de una vida o más bien el principio de otra lo que retrata este plano? Un prodijio de escena que te deja frío

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s