Sin malos no hay cuentos que valgan

ImageOs imagináis Caperucita Roja sin lobo, Blancanieves sin Bruja, Batman sin Joker o Luke Skywalker sin Darth Vader. Imposible. Recuerdo cómo una profesora mía (epistemóloga) decía que si no hubiese mal en el mundo no habría historia. Pude sonar irreal, pues despreciamos el mal, pero si damos un repaso a la Historia cualquier hito viene precedido de una guerra o un enfrentamiento.

En la ficción ocurre lo mismo. ¿Qué es una película más que planteamiento de una historia, la solución a unos problemas? Además el relato está enredado de puntos de giro (plot point dicen en inglés) en el que surgen nuevas preguntas. Ulises no tendría historia si no hubiese impedimentos para volver a Ítaca o la nave Enterprise no tendría fans si no hubiese villanos que combatir.

Los malos nos ponen, nos suben la adrenalina si están bien construidos, pues además de poner a prueba al héroe (muchos antihéroes campan en la postmodernidad por falta de villanos creíbles, o porque ¿habremos “madurado” de este cánon clásico?) nos interpelan a nosotros. No olvidemos que de este tipo de películas esperamos ansiosos saber quien será el villano. ¿Qué interés plantea una nueva trilogía de Star Wars si no sabemos quién será el malo malísimo?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s