América, por amor al cine

la noche americana 2(He de reconocer que Los cuatrocientos golpes la vi dos veces seguidas) Creo que François Truffaut tiene una habilidad genial para aprovechar la expresividad de la música. Ya sea en el caso de su mencionada opera prima cuando los dos chavales hacen pellas por París o con el lait motiv musical de La noche americana. Las dos películas son dignas de ver al menos una vez en la vida.

Truffaut revolucionó el cine en Europa dándole una nueva frescura. En la noche americana habla de cómo es el cine por dentro, pero sin recurrir a elucubraciones estilísticas solo aptas para cinéfilos rodomados. Es la película de un rodaje, que es donde empieza a surgir la magia. Toda la película es un estrés continuo (no hay casi momento en que la cámara se pare quieta, como si de un verdadero making of se tratase) donde se mezcla la trama de la película que se rueda con la que estamos viendo nosotros como espectadores. Tras repetir y repetir tomas llega la magia del cine, ese momento en que la toma es tan pefecta que no hay mas que repetirla otra vez.

Truffaut, que dirige e interpreta en la película el papel del director, espeta a uno de sus actores que el cine es más importante que la vida pues no hay tiempos muertos. Una idea que acompañó toda su carrera. Ahí está su alter ego en casi todas las películas interpretadas por   Jean-Pierre Léud, que interpreta al actor principal en la película.

Y ya no me da tiempo a decir más sobre este apasionante director

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s